Hoy se define si queda en libertad; en qué consiste la legítima defensa, que solicita el abogado defensor

Los familiares del médico Lino Villar Cataldo, que el viernes por la noche mató al delincuente que intentó robarle el auto, denunciaron que recibieron amenazas en distintas oportunidades.

Dijeron que un familiar del ladrón asesinado, Ricardo Krabler (24), volvió al consultorio, empezó a insultar a los gritos delante del patrullero y efectivos de custodia. Por lo que los policías tuvieron que pedir refuerzos porque no estaban armados, según informó el canal de noticias TN. Arriba del consultorio viven los hijos del médico detenido.

Ayer, uno de los hijos del médico Lino Villar Cataldo (61), actualmente detenido por homicidio agravado por el uso de arma, ya había denunciado amenazas por parte de la familia Krabler: "El mismo día (del hecho, el viernes último) vinieron a tirar tiros, estando la Policía" en el lugar, relató a la prensa Darío Villar Cataldo, quien aseguró que familiares del ladrón se acercaron "preguntando por qué lo mataron" y después lo amenazaron a él de muerte y también con incendiar su casa.

El abogado de Villar Cataldo aseguró hoy que el médico "está mal, anímica y físicamente" y se mostró confiado en que este mediodía la Justicia considere que se trató de un crimen en legítima defensa y le otorgue la libertad a su defendido. Dijo que el delincuente lo pasó por encima con el auto.

"Está angustiado, está mal, anímica y físicamente mal. Es un médico que se dedica a salvar vidas, no a sesgarlas. Lo conoce todo el barrio, tanto a él como a su familia, y claramente es una víctima en esta situación", dijo a Télam el abogado Diego Szpigiel, defensor de Villar Cataldo.

El letrado explicó que el médico "está golpeado, tiene lesiones en la cabeza porque recibió un golpe, tiene heridas en las rodillas y está dolorido en todo el cuerpo", y agregó que está "atemorizado por las amenazas que está recibiendo su familia. Tiene mucho miedo que les pase algo a alguno de los miembros de su familia".

"Los han amenazado, pasan y les gritan que los van a matar a todos, que les van a quemar la casa. Obviamente tememos por sus vidas", aseguró el abogado Szpigiel.

La justicia decide hoy al mediodía si le concede la libertad al hombre de 61 años que mató de cuatro disparos al ladrón de 24.

La legítima defensa

El abogado penalista Rafael Cúneo Libarona explicó a los medios que hay tres condiciones para considerar que un hecho es legítima defensa: "Debe haber un ataque ilegítimo de una persona a otra; proporcionalidad entre el el medio empleado y la agresión que recibe, e inmediatez en la respuesta".

Explicó que la proporcionalidad debe ser por ejemplo entre un arma contra un arma, "incluso puede ser un revolver contra un cuchillo", pero no puede ser que se responda con un asesinato a un insulto.

También señaló que el requisito de inmediatez "es quizás el más importante" en relación a este caso y que allí la defensa tendrá que acreditar si los hechos se sucedieron en el momento o si hubo más tiempo, lo que podría llevar a la premeditación. "Deberán acreditar si el médico tuvo que buscar el arma, cuánto tardó en buscarla, si mientras la buscaba el arma el ladrón lo insultaba o amenazaba".

G.I

Compartir

Comentarios