Antes de la primera reunión entre la nueva conducción y la Casa Rosada, el gremialista Héctor Daer consideró que Macri dio pasos "erráticos" en sus primeros ocho meses de gestión; no descartó reclamar un bono


A 24 horas de la primera reunión entre la nueva conducción de la CGT unificada y la Casa Rosada, Héctor Daer, integrante del flamante triunvirato, advirtió hoy que el Gobierno hasta ahora se mostró "contrario a los intereses de los trabajadores". Y no descartó la posibilidad de que los sindicatos reclamen un bono o una suma fija a fin de año para compensar la pérdida del poder adquisitivo por la inflación.

Daer, que ocupa una banca del Frente Renovador en la Cámara de Diputados, pidió a la Casa Rosada que "rectifique" algunas "políticas que fueron nocivas para los trabajadores", como la apertura de la "importación". "Puede ser eso (un bono), puede ser una determinada cantidad de suma a fin de año; cada mapa de cada actividad es diferente, no podemos hablar de una generalidad, pero vamos a sostener el poder de compra del salario", avisó.

Según el sindicalista, la administración macrista tiene que esforzarse en "generar condiciones para que la inflación no siga creciendo y, por supuesto, que baje". "Y nosotros, sostener el poder de compra del salario", afirmó.

Mañana, la nueva cúpula de la CGT unificada será recibida por el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca .

Para el gremialista, el Gobierno dio pasos "erráticos" en sus primeros ocho meses de gestión. "Salieron del cepo y devaluaron casi 50 por ciento el dólar oficial. Después hubo muchas acciones hacia sectores que nada tienen que ver con el trabajo y todas las perspectivas tanto de caída de la inflación, de creación de empleo y de evolución de la economía, hasta ahora no se dio ninguna", se quejó el diputado.

Por último, consideró que muchas de las medidas adoptadas por la Casa Rosada "fueron en detrimento del empleo argentino y los jubilados y los que tienen planes".

G.I

Compartir

Comentarios