No lo vas a poder creer.

El menú degustación, obra del restaurante CÉ LA VI de Singapur, se compone de 18 platos, entre los que se incluyen ostras frescas, caviar Almas o jamón ibérico.

La experiencia es exclusiva para dos personas, a quienes, aparte de la cena, se les ofrece un viaje en helicóptero, un crucero privado de lujo y regalos de oros y diamantes.

El menú degustación más caro del mundo cuesta la nada desdeñable cifra de  dos millones de dólares (alrededor de 1,8 millones de euros), un precio inalcanzable para el grueso de los mortales. El disfrute del menú queda para los multimillonarios, aunque estos tampoco se pueden dormir en los laureles si quieren catarlo, ya que se trata de una experiencia exclusiva para dos personas.

Este menú, que no incluye solo la experiencia gastronómica, lo ofrece la compañía de diamantes World of Diamonds Group y el restaurante CÉ LA VI Singapur, ubicado en la terraza del lujoso Marina Bay Sands Hotel.

A pesar de su precio, el menú no es obra de ningún chef de renombre (no están ni en la lista de los mejores 50 restaurantes del mundo). Su atractivo reside en sus  18 platos para degustar, así como en el paseo en helicóptero, el crucero y el regalo de unos palillos de diamantes. La experiencia dura ocho horas, siendo la primera actividad el viaje aéreo de 45 minutos por la capital de Singapur. 

Del aire pasarán al mar. Un Rolls Royce se encarga de recogerlos para llevarlos a un crucero privado de lujo. Tras él, será el momento de disfrutar de la suculenta cena.

El menú degustación incluye  ostras frescas de Belon con espuma de champán, caviar Almas (el más caro del mundo), jamón ibérico, foie gras escalfado con Gewürztraminer, hígado de ternera, mollejas de cordero, lubina rayada o salmón salvaje de Alaska, entre otros manjares.

Para acompañar la comida, se incluye una excelsa carta de vinos, que incluye champán Salon Cuvee 'S' 1988, el vino francés Domaine Leflaive Chevalier-Montrachet Grand Cru 2008 o el vino dulce Oremus Tokaji Aszú 5 Puttonyos 1976.

Para terminar, se le entregará a los dos comensales un obsequio de alto valor: unos palillos de diamantes con sus respectivos nombres grabados. Además, uno de ellos también recibirá el regalo de un anillo de oro rosa adornado con un diamante azul de 2,08 quilates.

"Es la experiencia gastronómica más cara del mundo y, posiblemente, la más lujosa", declaró el director de World of Diamonds Group, Karan Tilani, a 'Forbes'. "Como grupo de extracción de diamantes, reconocemos que CÉ LA VI Singapur es un diamante en el cielo. Por eso esperamos que la respuesta sea abrumadora, aunque solo dos personas podrán vivir el privilegio".

Fuente noticias.lainformacion.com

 

Compartir

Comentarios