Las escuelas 9 de Julio y Rivadavia de la capital tucumana, contaron su pasado, presente y futuro en la primera etapa del proyecto "Nuestra historia: La noche de las escuelas".

El ministro de educación, Juan Pablo Lichtmajer, junto a los secretarios de Estado, directores de Nivel, equipos técnicos ministeriales acompañó a docentes y alumnos de las escuelas centenarias, emblemas de la educación en la provincia, en una jornada que tuvo como objetivo generar un espacio de memoria, reflexión, innovación e investigación.

De este modo, se convirtieron en museos vivientes en el que coexistieron el pasado y el presente a través de relatos, leyendas, prácticas, objetos, costumbres, para resignificar la mística y el sentido de pertenencia.

“Se trata de una celebración de nuestras escuelas centenarias, ya que cada una de ellas tiene una historia que contar”, expresó Lichtmajer y agregó que es fundamental “crear mística”.

escuela museo1En este sentido destacó que “a través de las historias y los objetos los chicos conocen cómo eran las cosas antes, se enriquecen y aprenden. Lo más importante es que grandes y chicos se juntaron para reconstruir nuestra historia”.

La coordinación general del proyecto está a cargo de la Dirección de Asistencia Técnica Pedagógica, que trabaja en articulación permanente con la Dirección de Secundaria, Dirección de Primaria, Dirección de Artística y el Equipo de Museos Escolares del Ministerio de Educación. ​​​​​​​​

Compartir

Comentarios