El ministro de Seguridad llamó a la policía, en pleno programa, para que arresten a un arrepentido del juego clandestino que acababa de dar su testimonio.

"A veces, la realidad supera la ficción". El famoso dicho popular podría aplicarse perfectamente a lo que sucedió ayer en el programa A dos voces por TN. Luego de que los conductores presentaran a un arrepentido por el juego clandestino en Morón, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, que estaba presente en el piso para ser entrevistado, denunció en vivo al personaje y le pidió a la policía de la Ciudad que se acerque al canal para arrestarlo.

Ya sentado en la mesa, el ministro de Seguridad explicó la situación: "Yo estoy obligado como funcionario público ante un ilícito a hacer la denuncia. Me levanté y lo denuncié porque estaba reconociendo que había participado en acciones donde había pagado a policías. Es una declaración muy valiosa para nosotros para las investigaciones que estamos haciendo".

"Acabo de hablar y supongo que la policía de la Ciudad de Buenos Aires venía para esta zona a detenerlo", finalizó Ritondo.

(La Nación)

MS

Compartir

Comentarios