Era un reclamo de los ingenios. Este año había quedado caña sin cosechar por los bajos precios.

Mauricio Macri cumplió hoy con una de sus promesas de campaña. En Tucumán, el Presidente anunció que se aumentará del 10 al 12 % el corte de bioetanol en los combustibles líquidos.

Macri dijo que "con esto se busca cuidar el trabajo de los argentinos, de los tucumanos de los salteños y de los jujeños porque detrás de cada ingenio hay familias". La decisión también ayudará a los maiceros, ya que también se obtiene bioetanol de ese grano.

Justamente, los productores estaban esperando con ansias la medida. Es que este año, en Tucumán, quedaron en pie 3,5 millones surcos sembrados de caña de azúcar, porque el precio no llegaba a pagar los costos de la cosecha. Esto afectó a unos 4.000 pequeños cañeros, el eslabón más débil de una cadena, que perdieron ingresos por $ 700 millones. La caña que no llegó a los trapiches equivale a 175 mil toneladas de azúcar.

De la caña de azúcar no solo proviene el endulzante más difundido. También se obtiene un alcohol del cual luego se elabora etanol, un combustible renovable. Desde hace tiempo se reclamaba que ese corte se elevase a 12% con un argumento muy sencillo: la medida hubiera permitido convertir las 200 mil toneladas de azúcar que sobraron este año en etanol, que además ofrece un resultado económico favorable.

Cristina Kirchner había anunciado la medida en abril de 2015, pero después desandó su promesa influenciada por lobbies que se oponen, como las petroleras y las automotrices, que argumentan que un mayor corte de las naftas las obligaría a adaptar ciertos detalles en los motores. Ahora, Macri concretó la promesa.

Fuente: Clarín.

Compartir

Comentarios