El Presidente de la Nación se refirió a la mesa de diálogo que iniciará este miércoles el Gobierno con ambos sectores para definirel posible pago de un bono extraordinario para trabajadores estatales y privados.

El presidente Mauricio Macri regresó de Roma con confianza y espera un éxito de la mesa de diálogo tripartita que se inicia este miércoles entre el Gobierno, empresarios y sindicalistas sobre el pago de un bono de fin de año que pueda desactivar un posible paro nacional de la CGT.

"Tengamos una actitud constructiva, inteligente, prudente para ir resolviendo cualquier obstáculo que tengamos que nos permita generar empelo”, aseveró el mandatario en relación al encuentro del que participará el triunvirato que conduce la central obrera.

“Hace cinco años que no se genera empleo en la Argentina y esperamos que se genere”, subrayó el mandatario  tras presidir en la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINEA), en la calle Jerónimo Salguero 3457, del barrio porteño de Palermo, la entrega de 40 ambulancias donadas por la Nación a la provincia de Buenos Aires.

Tras la reunión del jueves último con la conducción de la central obrera, el gobierno nacional, a través del Boletín Oficial, formalizó el llamado a una mesa tripartita de diálogo en la que será debatida, entre otros temas, la posibilidad del pago de un bono extraordinario de fin de año para trabajadores estatales y privados.

Además, el Ejecutivo anunció quitas en el impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo de fin de año, como así también el pago de un monto de 1.000 pesos para jubilados, pensionados y para las personas que perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH).

 

Compartir

Comentarios