La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) elogió la convocatoria a la Mesa para la Producción y el Trabajo; "Es un camino de encuentro que la Argentina espera y necesita", afirmó.

Días después del encuentro entre Mauricio Macri y el papa Francisco en Roma, el Gobierno y la Iglesia se muestran en sintonía. La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) celebró hoy que la Casa Rosada haya convocado a la Mesapara la Producción y el Trabajo, que reúne a gremialistas y empresarios.

En una carta dirigida a Macri y a los participantes de la mesa, la Iglesia destacó que funcionarios, empresarios y sindicalistas hayan asumido "un camino de encuentro y de diálogo que la Argentina espera y necesita". Según la Conferencia Episcopal, esa instancia de diálogo "hace al bien y al desarrollo de nuestra amada Patria".

"Consideramos que es un momento de responsabilidad en la clase dirigente, llamada a generar fuentes de trabajo que promuevan la libertad y la dignidad de las personas", subrayó. "No nos olvidemos que la mayor pobreza es no tener trabajo", añadió.

"Valoramos esta convocatoria a la Mesa por la Producción y el Trabajo que hace al bien y al desarrollo de nuestra amada Patria. Reconocemos que han asumido un camino de encuentro y de diálogo que la Argentina espera y necesita", sostuvo la Iglesia.

Antes de viajar a Roma para su segunda audiencia con Francisco, el Presidente convocó el jueves pasado por decreto a la Mesa para la Producción y el Trabajo, a fin de debatir "la creación de empleo, la protección del valor adquisitivo del salario y el crecimiento de la producción". La primera reunión se realiza esta mañana en los salones del Museo de la Casa Rosada.

La misiva fue enviada desde el Vaticano por monseñor José María Arancedo, presidente de la CEA, y monseñor Carlos Malfa, secretario general, donde los obispos participaron de la canonización del Cura Brochero y se reunieron con el Sumo Pontífice.

"Nuestra mirada privilegia a los que menos tienen y necesitan del compromiso político y social de quienes tienen en sus manos la posibilidad de crear un desarrollo integral", recordaron los obispos, según consignó la agencia DyN.

Por último, los miembros de la Comisión Ejecutiva de la CEA elevaron su oración "para que este camino que se inicia dé los frutos esperados por la comunidad nacional" y le hicieron llegar su afecto a Macri y a los integrantes de la Mesa, pidiendo "a Dios que los ilumine en esta iniciativa, para que el diálogo social se profundice al servicio del bien común".

Fuente: lanacion.com.ar

E.C

Compartir

Comentarios