Dentro del plan anual de capacitaciones para las distintas jerarquías de la Policía, la División Bomberos realizó una jornada para mejorar el trabajo de la fuerza en casos de incendios, evacuación y protocolo.

Más de 140 efectivos participaron del curso que contó con técnicas teóricas y prácticas. “En esta primera etapa se capacitó sobre el uso y manejo de matafuegos y las primeras medidas que se debe tener en cuenta en los casos de siniestros con fuego”, comentó Héctor Palacios, director de la División  Bomberos.

En tanto, el jefe del Departamento Judiciales, Jorge Bustamante, explicó que esta etapa está destinada sólo a suboficiales y agentes; “es importante para la repartición contar con personal que brinde soluciones en cualquier tipo de hechos”. Además, recordó que durante el año se realizan distintas formaciones con temáticas variadas, siempre con el objetivo de profesionalizar a los policías.

Compartir

Comentarios