El Gobierno provincial intercedió en el conflicto para que representantes de UTA y empresarios de transporte, nucleados en Aetat, se reunieran en la Secretaría de Trabajo y arribaran a un acuerdo que oficializó la suspensión de las medidas de fuerza.

Tal como estaba previsto se hizo oficial el acuerdo entre los trabajadores de la Unión Tranviarios Automotores (UTA) y los empresarios de Asociación de Empresarios de Transporte Automotor Tucumán (Aetat). El acta compromiso, entre ambas partes, se firmó en la sede de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, área dependiente del Ministerio de Gobierno, Justicia y Seguridad.

De este modo los empresarios garantizaron el pago de los salarios de enero. “Los salarios se cancelarán el viernes. Esto se pudo lograr gracias a que el gobierno de la provincia, pudo agilizar los trámites administrativos que llevan al libramiento de los fondos de los subsidios nacionales”, comentó el presidente de Aetat, Daniel Orell.

“Los salarios se cancelarán el próximo viernes”

Por su parte el secretario de Asuntos Gremiales de UTA, Adrián Coronel, dijo que “el problema de las tarifas de colectivos es empresarial y del ejecutivo (municipal). Nosotros bregamos para que los trabajadores reciban su salario y no haya despidos”.

Las partes se habían reunido en horas de la mañana y se decidió un cuarto intermedio hasta las 18. Luego al mediodía, el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Regino Amado, ofició de mediador para que el paro de ómnibus se suspendiera.

Compartir

Comentarios