Juventud Unida de Gualeguaychú se llevó el partido 2-1 y dejó sin nada al "Santo". Taborda en contra y Prost marcaron para la visita, Acosta descontó para los de Cagna. Augusto Max, ex San Martín, fue la figura en la visita.

El Santo venía de derrotar a Flandria 2-0 y los ánimos eran los mejores, pero el fútbol faltó a la última cita de local y dejó esperando a los hinchas. San Martín no tuvo peso arriba, falló en los pases simples y en el fondo. Un ejemplo fue el primer gol, gentileza del arquero César Taborda, que por cortar un centro la terminó metiendo en contra.

El 1, que también tapó otras chances de la visita, no pudo contra el casi lejano intento del mezquino planteo de Juventud y le permitió abrir la cuenta. Ese error fue el resumen de lo que se veía a medida que corrían los minutos.

El "Santo" no tuvo demasiada idea para empatar, y comenzó a descuidarse atrás. La "Juve" apostó a la contra y su plan resultó redondo: cada falla o descuido ajeno era una chance clara para estirar la ventaja y el que la concretó fue Martín Prost.

El 2-0 a minutos del final tiró la esperanza por la borda y ni el descuento de Leonardo Acosta, a los 93', pudo salvar a San Martín. Sin tiempo para más, el telón se cerró en La Ciudadela donde el equipo de Diego Cagna intentará retomar la senda del triunfo recién en 2017.

Compartir

Comentarios