Diego Cagna se fue masticando bronca en el último partido del año de su equipo en La Ciudadela. Sólo una victoria ante Los Andes le devolverá la alegría.

La cara de Diego Cagna anoche al retirarse del estadio de La Ciudadela reflejaba que el entrenador tenía fuego en su interior. 

La derrota ante Juventud Unida fue una daga en el corazón para todos en Bolívar y Pellegrini y el DT no era la excepción. "Era un partido para ganarlo porque jugábamos en casa y por el marco imponente que había. Pero perdimos por errores nuestros", inició el análisis el "Flaco".

"Estábamos dominando bien, pero una falla nuestra les permitió ponerse en ventaja. Y, a partir de ahí, ellos se metieron muy atrás. Cuando un equipo hace esto es muy difícil jugar. Sólo si lo tenés a (Lionel) Messi podés vulnerar a un equipo que repliega tan cerca de su arquero”, explicó dejando en claro que todo el trámite fue favorable a su equipo. 

Por último y pese al resultado adverso, Cagna destacó la campaña. "Estamos haciendo un buen torneo, pero siempre hay que mejorar. Debemos seguir trabajando", sentenció.

GP.

Compartir

Comentarios