La Legislatura dio el aval a la propuesta de Schiaretti; votaron a favor la UCR y el peronismo.

En 2019, cuando se elija gobernador y 70 legisladores a nivel provincial, los cordobeses usarán voto electrónico. El tema fue incluido en la reforma electoral aprobada ayer por la Unicameral, a instancias del gobernador Juan Schiaretti, quien la impulsó al día siguiente de que se cayera la propuesta del macrismo a nivel nacional.

La norma aprobada por el peronismo y Cambiemos no especifica qué software se usará, aunque el oficialismo señaló que sería una pantalla táctil que reproducirá la boleta única que se emplea en Córdoba desde 2011. Los votantes marcarán a sus candidatos e imprimirán la boleta que irá a la urna. Para el recuento de votos se usaría un lector de código de barras.

La ley sancionada establece que el diseño y la aprobación del sistema estarán a cargo del Juzgado Electoral, y prevé una auditoría sobre el 5% de las mesas provinciales para garantizar el funcionamiento.

Schiaretti -quien apoyó la reforma del macrismo que terminó bloqueada por el peronismo- ratificó que la concretaría en Córdoba: "La boleta única, junto al mecanismo del voto electrónico, ayuda a brindar mayor transparencia al sistema electoral. Además de terminar con el clientelismo y darle mayor tranquilidad a los votantes sobre el resultado". Los legisladores de Córdoba Podemos y de los bloques de la izquierda y Encuentro Vecinal votaron en contra de la reforma, por el costo que implica y porque no hubo análisis en comisiones, sino una "aprobación exprés", entre otras razones.

El voto electrónico ya se usó en 2015 en las elecciones municipales de La Falda y Marcos Juárez, y en ese entonces se estimó el costo en $ 55 por votante. En ninguna de las dos ciudades se presentaron problemas, aunque el texto aprobado admite -en los incisos G y H del artículo 2- que la tecnología "puede fallar y el resultado alterarse".

El presidente de la Comisión de Reforma Política de la Unicameral, Oscar González, consideró que así como la boleta única de papel fue un "gran avance", el voto electrónico "brindará mayor transparencia y seguridad a los comicios".

Los docentes Miguel Montes, Nicolás Wolovick y Daniel Penazzi, de la Universidad Nacional de Córdoba, hicieron una presentación con consideraciones sobre el sistema y enfatizaron que todas las computadoras pueden ser hackeadas. "Uno puede subvertir el programa y lograr un efecto escala", explicó Wolovick y recordó que en Estados Unidos, donde se usa la boleta electrónica, hubo casos de fraude electoral, mientras que en Alemania se declaró inconstitucional el voto electrónico.

Fuente La Nación

Compartir

Comentarios