El menor está internado en Mendoza.

El hecho ocurrió en las últimas horas en la ciudad mendocina de Alvear. El pequeño, de 9 años, permanece en el Hospital de San Rafael, diagnosticado con intoxicación.

Aparentemente el chico llevó a la nariz la brillantina que estaba ocupando su madre para realizar decoraciones, en un momento que la mujer no pudo controlarlo.

De inmediato la familia llevó al menor a una institución médica, y luego fue trasladado al Hospital de San Rafael por la complejidad del caso.

Cabe destacar que años atrás un chico falleció por un hecho similar, lo que generó también que en Mendoza se prohíban ese tipo de elementos en las escuelas para evitar accidentes de ese tipo.

Fuente datachaco.com

Compartir

Comentarios