Son 36 las víctimas fatales por los estallidos en una fábrica de pirotecnia, mientras los heridos son casi 60.

El mercado de pirotecnia de Tultepec, el más grande de México, quedó en ruinas tras la potente explosión que dejó al menos 36 muertos y 59 heridos, mientras las autoridades batallan para identificar a todas las víctimas y explicar el origen de la tragedia.

El mercado, conocido como San Pablito y localizado a las afueras de Ciudad de México, es custodiado por cientos de policías con armas largas mientras las autoridades buscan a 12 personas desaparecidas e intentan identificar todos los cadáveres.

En shock

"¡Visítanos! Abrimos todos los días del año. Contamos con todas las medidas de seguridad", dice un gran letrero a la entrada del mercado.

Pero ahora, los más de 300 locales ya calcinados fueron cercados con una cinta amarilla con la leyenda "prohibido el paso", mientras decenas de peritos analizan las ruinas y grupos de trabajadores remueven los escombros.

La explosión ocurrió la tarde del martes en momentos de gran actividad, con gente comprando cohetes para las fiestas de fin de año.

La fiscalía general inició una investigación para determinar las causas de la deflagración, que se suscitó por seis explosiones de pirotecnia.

Algunos pobladores de Tultepec dijeron que, aparentemente, a alguien se le cayó una bomba, un fuego de artificio con las dimensiones de una pelota de tenis y que, al encenderla, ilumina el cielo con coloridos círculos. Otra de las hipótesis es que un cohete se encendió en un local y provocó una reacción en cadena.

Esta última teoría "no la hemos podido corroborar porque en el local donde esto pudo haber ocurrido, lamentablemente la persona que atendía es una de las fallecidas", dijo el fiscal.

Expertos estatales y federales llevarán a cabo varias pericias, entre ellas de criminalística de campo, fotografía forense, y peritajes de siniestros, incendios y explosivos.

Tristemente, este mismo mercado ya vivió años atrás este tipo de incidentes. El 15 de setiembre de 2005, cuando también se comerciaban grandes cantidades de fuegos artificiales por la fiesta de Independencia, un incendio y explosiones consumieron el mercado en su totalidad. Al año siguiente, otra explosión destruyó más de 200 puestos. Ambos incidentes dejaron decenas de lesionados pero sin víctimas fatales.

Compartir

Comentarios