El hombre reiteró también que las personas que causaron destrozos en la comisaría 38° "no son vecinos"


El abuelo de Brian Aguinaco, el chico de 14 años asesinado por delincuentes, alertó hoy a las autoridades que deben tomar mayores medidas de seguridad en Flores, porque es "un barrio en guerra".

Además, ratificó que las personas que provocaron anoche los incidentes en la comisaría 38 no eran vecinos del barrio de Flores.

El hombre formuló estas declaraciones a la prensa antes de ingresar a la reunión que la familia de Brian mantendrá con el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo. Reclamó que se tomen medidas preventivas de seguridad en la zona de Flores, principalmente en las calles que conectan con la villa 1-1114.

"Flores es un barrio en guerra", advirtió el hombre, quien adelantó que los vecinos y la familia volverán a marchar esta tarde a la comisaría 38 si no reciben respuestas satisfactorias a sus reclamos.

Respecto a los destrozos de ayer en la seccional policial, indicó: "Lo que se quedaron no eran del barrio".

G.I

Compartir

Comentarios