La conductora dijo presente en el recital a sala llena que dio su entrañable amigo en el Hotel Conrad.

Amigos de toda la vida y alguna vez amantes, la relación de Susana Giménez con Cacho Castaña es de un amor profundo. La diva no quiso perderse el recital que dio el tanguero en el hotel Conrad de Punta del Este, parte del regreso que hizo Cacho con su nuevo show, Tango y Chamuyo.  

Con un vestido negro sin mangas, y acompañada por su nieto Manuel Celasco y la novia, Constanza Sabra, el Negro González Oro, Inés Hernández, Daniel Mañas y Sofía Neiman, Susana estuvo en las primeras filas del espectáculo que dio su amigo y se mostró como siempre animada y exultante por ver a Cacho desplegar todo su talento, cantando sus clásicos éxitos.  

Fuente ciudad.com

Compartir

Comentarios