La policía se apostó en el lugar para evitar que se reinstalen

Cientos de manteros fueron desalojados hoy de las principales calles y avenidas del barrio porteño de Once, a raíz de un gigantesco operativo que realizó la Policía Metropolitana e inspectores del Gobierno de la Ciudad.

El procedimiento comenzó a las 2:00 de este martes, con la llegada de los primeros patrulleros, carros de asalto e hidrantes, que como primer medida cortaron la circulación de las arterias que circundan la terminal ferroviaria, la zona más afectada por la venta ilegal.

En la avenida Pueyrredón, entre Rivadavia y Corrientes, se desplegaron decenas de efectivos policiales, quienes se encargaron de desalojar a los manteros.

En este marco, el presidente de la Cámara de Comerciantes Mayoristas e Industriales (Cadmira) Vicente Lourenzo, expresó este martes su "beneplácito" por el desalojo de los manteros de Once.

"Que retiren a los manteros es una medida que recibo con total beneplácito. Celebramos que el jefe de Gobierno haya cumplido con su promesa y que Once esté más organizado, porque lo que está sucediendo en ese barrio es un gran desorden", destacó el dirigente.

Lourenzo -quien también es secretario de Prensa de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)- puntualizó que en Once fueron detectados 1882 manteros.

Según dijo el dirigente a radio El Mundo, "el comercio ilegal le quita trabajo al comercio formal. El puesto ilegal le quita hasta un 40% de venta al comercio que paga impuestos".

No obstante, el directivo aclaró: "no alcanza con aterrizar uno o dos días con una fuerte presencia policial, sino que es necesario dejar a las fuerzas de seguridad por lo menos 90 días, para que su presencia disuada la instalación de manteros".

"Creo que una vez que se desocupe la vía pública, se van a eliminar los depósitos donde se guarda la mercadería ilegal", concluyó.

Fuentes Terra y Noticias Argentinas

Compartir

Comentarios