En el quinto set y en un momento tenso del encuentro ante el italiano Seppi, el australiano le pegó a la pelota por debajo de sus piernas, sorprendió al rival y terminó ganando el punto.

Segunda ronda del Abierto de Australia. Quinto set. Momento decisivo. El local Nick Kyrgios perdiá 6-5 ante el italiano Andreas Seppi y debía quebrar para seguir con vida ante su gente. Planteada esa situación, en el primer punto del game, el australiano devolvió una pelota pasando su raqueta entre las piernas y terminó consiguiendo el 0-15 con un reves paralelo preciso.

Luego consiguió quebrar y ponerse 6-6, pero terminó perdiendo y se despidió del certamen. ¿El resultado del partido? 6-1, 7-6(1), 4-6, 2-6 y 8-10. Al número 13 del mundo tampoco le faltó tiempo para pelear con el juez, cruzarse con el público y destrozar raquetas.

El de Camberra protagonizó muchos escándalos y el último de ellos fue en octubre del 2016 duralte el Masters 1000 de Shangai cuando perdió ante Mischa Zverev, tras jugar con poco entusiasmo.

Allí, un espectador le recriminó su falta de profesionalismo y él le cedió su lugar. La ATP lo multó con dinero y le aplicó una sanción de ocho semanas, que fue reducida por haber aceptado una cita con un psicólogo deportivo. 

GP.

Compartir

Comentarios