La Unidad depende del servicio de Clínica Médica y cuenta con un staff de 4 médicos gastroenterólogos: los doctores Pedro Farías, Jorge Fernández, Martín Carbonetti y Jorge Contreras.

El jefe de la Unidad de Gastroenterología del Hospital Avellaneda, doctor Pedro Rubén Farías, brindó detalles acerca de los servicios que se ofrecen desde el área. Atención a pacientes internados como por consultorios externos y estudios diagnósticos y quirúrgicos de mediana complejidad son algunas de las prestaciones a disposición.

La Unidad depende del servicio de Clínica Médica y cuenta con un staff de 4 médicos gastroenterólogos: los doctores Pedro Farías, Jorge Fernández, Martín Carbonetti y Jorge Contreras.

En promedio son 4 a 5 pacientes por día los que se internan por estas patologías, en tanto por consultorio externo se atiende de 20 a 25 pacientes diarios, de lunes a viernes en dos turnos.

La Unidad de Gastroenterología cuenta con un servicio de Endoscopía Digestiva recientemente remodelado. “En 1993 incorporamos el primer equipo y desde entonces trabajamos en toda el área de endoscopía digestiva alta, baja y terapéutica”, contó Farías, al tiempo que explicó que la endoscopía alta es útil al diagnóstico de enfermedades de esófago, estómago y duodeno; la baja estudia desde el ano hasta la porción terminal del colon, lo cual sirve para diagnósticos precoces de cáncer de colon, una enfermedad que cada vez cobra mayor incidencia en Argentina.

El diagnóstico de divertículos también es posible gracias a la endoscopia digestiva baja, así como la posibilidad de extirpar pólipos. “Estamos realizando endoscopias digestivas altas 4 días a la semana y las colonoscopias se realizan únicamente los días martes, ya que requieren de anestesia previa o de neuroleptoanalgesia. Esto promedia los 140 estudios realizados por mes”, sostuvo el profesional.

El servicio además realiza colocación de bandas esofágicas para várices de esófago en pacientes con cirrosis que ya hayan presentado episodios de sangrado; se hacen también dilataciones de esófago para pacientes con cánceres o estenosis benignas de esófago; cauterización de úlceras gástricas y polipectomías. “Trabajamos con equipos de última generación, nuestra comunidad ya está acostumbrada a concurrir a la consulta y que los estudios se realicen también aquí”, afirmó.

La demora de los turnos no excede los 7 días para estudios de endoscopia alta y baja y para screening no supera los 30 días.

Fuente msptucuman.gov.ar

 

Compartir

Comentarios