En el marco del programa Comedores de Verano, que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social, junto a las carteras de Educación, Interior y Salud, se seleccionaron 10 escuelas, donde los alumnos puedan comer o llevar la comida a sus casas.

 

"Es una iniciativa necesaria, porque más allá de un plato de comida lo que se ofrece en los comedores escolares es una situación de aprendizaje donde los niños realizan talleres de teatro y baile. El objetivo es abrir la escuela para que participe toda la familia", aseguró Viviana Paéz, directora de Educación Especial del Ministerio de Educación.

escuela especialPor su parte, Silvia Hamaud, directora de la Escuela Especial “Clotilde Alfonso Doñate”, de Yerba Buena, aseguró que con los programas de verano se y los comedores escolares, muchos niños de la zona se acercan a buscar un refrigerio. "Este programa beneficia a los alumnos, y con la difusión que se hizo logramos que también se acercaran las familias. Muchos de ellos llevan la comida a su casa mientras que otros se quedan en la institución a comer".

GP.

Compartir

Comentarios