Los clubes de primera división se reunirán en la AFA casi en simultáneo con los del ascenso, que lo harán en el mismo lugar apenas media hora más tarde, pero sus caminos nunca se cruzarán, como hasta ahora, porque seguirán tratando los mismos temas con visiones totalmente opuestas.

Los que llegarán a las 18 al edificio de Viamonte serán los de primera, que recibirán información de parte de la comisión que integran los "cinco grandes" más Huracán y Lanús respecto de las tratativas realizadas ante la sociedad estadounidense Turner-Fox respecto del nuevo contrato de televisión que reemplazará a Fútbol para Todos.

Los representantes de la máxima categoría del fútbol argentino le pidieron a Turner-Fox un adelanto de 1.000.000.000 de pesos hasta mitad de año, con televisación incluida por los canales 13,11,9 y América, más 3.000.000.000 más para la temporada que se iniciará en agosto.

En la reunión se ratificará además la intención compartida con el gobierno nacional de que haya una Asamblea en la que se trate la rescisión del contrato de Fútbol para Todos, el nuevo estatuto y la creación de la Súperliga, para recién después, en una posterior, avanzar sobre las elecciones a nuevo presidente de AFA.

Posteriormente, a las 18.30 se realizará en el mismo edificio, pero en un piso diferente, el plenario del ascenso, donde los dirigentes encabezados por Claudio Tapia insistirán en la decisión de resolver todos los problemas en una sola Asamblea, en la que pretenden tratar simultáneamente la rescisión de Fútbol para Todos, el futuro contrato de TV, el nuevo estatuto, la Súperliga y, por supuesto, las elecciones.

También habrá un movimiento de apoyo a la candidatura de "Chiqui" Tapia para presidente de AFA, aunque el escenario sumará un nuevo ingrediente surgido ayer, ya que los planteles de los 23 equipos de la B Nacional decidieron dejar de entrenar a partir del próximo miércoles si hoy mismo, algo bastante improbable, no les saldan a los futbolistas todas las deudas que los clubes mantienen con ellos. Los jugadores reclamaron para ello la intervención de Agremiados.

Pero la disputa más encarnizada entre la primera y el ascenso tiene dos campos de batalla muy específicos, sobre los que se dirimirá el verdadero poder político del fútbol argentino que se viene: el nuevo estatuto propuesto por FIFA y la Súperliga, en ese orden de rango.

Respecto del nuevo estatuto, las condiciones que impone FIFA en el borrador que le hizo llegar el pasado lunes a la AFA le otorgan supremacía a la primera división por sobre el ascenso, invirtiendo las condiciones actuales que conforman a la Asamblea, que en el futuro y bajo ese cambio pasará a llamarse "Congreso".

Ese borrador al que le queda solamente una semana para ser aprobado por los clubes y devuelto a Zúrich para su homologación indica, en uno de sus artículos fundamentales como el caso del 22 ("Delegados y votos"), que esa nueva Asamblea estará conformada por 46 delegados en vez de los 75 actuales.

Y esa distribución será la siguiente: 22 asambleístas de primera (en el actual son 30), 5 de la B Nacional (hoy 12, 6 directamente afiliados y 6 indirectamente), 4 de la Primera B (son 10), 2 de la Primera C (6), 1 de la Primera D (5), 1 del Torneo Federal A (2), 5 por el llamado Fútbol Federal (10), 1 por el fútbol femenino, 1 por el futsal, 1 por el fútbol playa, 1 por los árbitros, 1 por los entrenadores y 1 por los jugadores.

Esto implica que si bien la primera sigue sin tener el poder absoluto, pasaría de tener el 40 por ciento de los votos actuales a poseer casi la mitad de ellos, el 48, mientras que por contrapartida el resto de las categorías bajarían sustancialmente su representatividad.

Así, la B Nacional que tiene el 16 por ciento bajaría al 10,8; en tanto la Primera B que cuenta con el 13,3 se iría al 8,7; la C del 8 al 4,34; la D del 6,66 al 2,17; el Federal A del 2,66 al 2,17 y el Consejo Federal del 13,3 al 10,8.

Además el fútbol femenino, el futsal y el fútbol playa tendrán por primera vez un representante, sumándose a ellos los árbitros, los técnicos y los futbolistas, y todos con derecho a voto según el nuevo estatuto.

El borrador del nuevo estatuto también propone reducciones de integrantes del Comité Ejecutivo, organismo éste que es el brazo ejecutor de lo que resuelva la Asamblea, y puntualmente en el artículo 33 indica que quiere llevarlo a 15 miembros, con la aclaración de que uno debe ser una mujer.

De esta manera la nueva composición quedaría de esta manera: un presidente y dos vice, 4 miembros de primera, 3 del resto de las categorías (B Nacional, B, C y D), 1 del Federal A y el Consejo Federal y 4 miembros ordinarios, todos ellos elegidos por la Asamblea.

El actual Comité Ejecutivo está compuesto por 44 integrantes que se distribuyen en los 30 clubes de primera (que pasen a 22 es una clara muestra de con cuantos equipos pretende la FIFA que se juegue el campeonato de la A), 3 de la B Nacional, 2 de la B, 2 de la C, 2 de la D, 2 del Federal A y 3 del Consejo Federal.

Y al referirse al ingreso de la Súperliga, el nuevo estatuto tiene en su artículo 10 una referencia específica a las sociedades anónimas que se encuentra en la denominación "Miembros y admisión", donde se refiere a "toda persona jurídica", eliminando la reglamentación vigente de que deben dar cumplimento expreso a las leyes vigentes de aplicación en asociaciones civiles.

Por lo tanto, pueden ser una sociedad anónima, que es una sociedad mercantil, cualquiera sea su objeto, y por ello no tiene en cuenta el bien común en absoluto: "Toda persona jurídica que desee convertirse en miembro de la AFA presentará una solicitud por escrito ante la secretaría general", dice en el inciso 2.

Y finalmente en el artículo 18 titulado "Status de los clubes, ligas, asociaciones regionales y otras agrupaciones de clubes", en su inciso 3 señala que "en todo caso, ninguna persona física o jurídica (incluidas las empresas matrices y filiales incluidas) controlará más de un club o agrupación, si esto atenta contra el juego limpio en cualquier partido o competición".

Porque van a ser mayoría, los clubes de primera pretenden resolver todo a caballo del nuevo estatuto. Porque van a ser minoría, los del ascenso y el interior quieren hacerlo con el que está en vigencia. En este caso todos los caminos conducen a la AFA. O mejor dicho al poder que ella representa.

Fuentes Télam Y ambito.com

Compartir

Comentarios