El presidente de Estados Unidos se cruzó con Turnbull y terminó con la charla 35 minutos antes de lo previsto.

El magnate concluyó abruptamente una conversación telefónica programada con el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, molesto por un acuerdo para recibir refugiados.

La conversación se había pautado con una hora de duración para que ambos líderes tuvieran tiempo de explayarse. Pero terminó apenas 25 minutos después de iniciada y con un Trump muy molesto, de acuerdo con el relato del diario.

Esta mañana, con la noticia ya instalada, Trump pareció dar aire a lo sucedido con un mensaje en su cuenta de Twitter en el que califica de "tonto" el acuerdo en cuestión.

"¿Pueden creerlo? La administración Obama acordó recibir miles de inmigrantes ilegales desde Australia. ¿Por qué? Estudiaré ese tonto acuerdo", escribió.

Do you believe it? The Obama Administration agreed to take thousands of illegal immigrants from Australia. Why? I will study this dumb deal!

Según trascendió por fuentes a las que accedió el diario de esta ciudad, la conversación con Turnbull se volvió tensa apenas se abordó un acuerdo firmado por el ex presidente Barack Obama para recibir a 1250 refugiados de Australia.

"Le dijo (a Turnbull) que ese era el peor acuerdo de la historia y que, si lo ponía en práctica, en los Estados Unidos iban a matarlo", deslizaron las fuentes.

También le reprochó que pretendieran "exportar" a personas como los que pusieron la bomba en la olimpíada de Boston, hace tres años.

Las mismas fuentes revelaron que el exaltado tomo presidencial no fue exclusivo para Turnbull, sino que apareció en otras conversaciones telefónicas con líderes de otros países.

Al parecer, el mexicano Enrique Peña Nieto también conoció algo del temperamento presidencial en su conversación telefónica del pasado viernes.

"Tienen muchos bad hombres [hombres malos] ahí'', le dijo Trump a Peña Nieto, de acuerdo con el extracto de la charla recibido por la agencia AP, en la que volvió a usar el término ya acuñado en un debate presidencial para referirse probablemente a los narcotraficantes mexicanos. "No están haciendo lo necesario para detenerlos. Creo que su ejército está asustado. El nuestro no, así que podría enviarlo para que se haga cargo'', advirtió, según el cable.

Sin embargo, los gobiernos de ambos países desmintieron hoy tal amenaza de Trump a su par mexicano.

Fuente: lanacion.com.ar

E.C

 

   

 

Compartir

Comentarios