El gobernador, Juan Manzur, visitó el Hospital de Este, donde supervisó los trabajos para asegurar su normal funcionamiento, luego del temporal ocurrido el pasado viernes que afectó distintas localidades de la jurisdicción. El Sistema Provincial de Salud trabajó a destajo y puso en funcionamiento un dispositivo sanitario que actuó en conjunto con el Comité de Emergencias.

Manzur destacó que, a pesar de los aislados daños que sufrió la clínica, el servicio médico trabajó con normalidad y valoró el esfuerzo del personal que se presentó fuera de su horario laboral para atender a los pacientes derivados por el Siprosa. El mandatario fue acompañado por la ministra de Salud, Rossana Chahla; el legislador, René Ramírez; y el intendente de la Banda del Río Salí, Darío Montero.

“Recorrimos todo el este provincial. Muchas casas se vieron afectadas, al igual que los servicios. El hospital también sufrió daños. Hay que destacar el esfuerzo de todo el sistema de salud, del área de mantenimiento y del intendente que inmediatamente se pusieron a trabajar junto al Ministerio de Salud para recuperar la estructura y los servicios del centro de salud”, expresó Manzur.

El gobernador lamentó la pérdida de tres vidas durante el temporal: “Gracias a dios en su mayoría fueron pérdidas materiales. Lamentamos el fallecimiento de tres personas”. Al ser consultado por la caída del suministro eléctrico en la clínica, dijo que “un hospital no puede trabajar sin energía, pero por suerte funcionaron los grupos electrógenos”.

El Sistema de Salud hizo un trabajo integrado

La ministra de Salud, Rossana Chahla, dijo que la cartera a su cargo hizo un relevamiento técnico del Hospital de Este, como de las consultas más frecuentes de los pacientes. Contó que hubo consultas pediátricas por broncoespasmo y picaduras de alacranes.

“Recorrimos la policlínica Santa Rita, La Banda y el Caps 17 de Octubre, donde arribaron personas con heridas. En todos los casos se activaron los grupos electrógenos que fueron asistidos con combustible en tiempo y forma hasta que se rehabilitó el suministro eléctrico”, contó y expresó que el Comité de Emergencias trabajó con eficiencia con las diversas áreas del Ejecutivo Provincial y los gobiernos locales.

Precaución con animales ponzoñosos

Al ser consultada por la aparición de alimañas luego de las tormentas, la ministra recomendó a los vecinos usar calzado, limpiar los hogares y evitar el contacto con animales ponzoñosos.

El compromiso social del Hospital de Este

La directora del Hospital del Este, Elizabeth Ávila, expresó que el centro asistencial trabajó en conjunto con las policlínicas, caps y la Municipalidad de la Banda del Río Salí. Fruto de la labor impulsada desde el Comité de Emergencias, en su mayoría, el hospital recibió pacientes que sufrieron heridas cortantes, contusas y picaduras de alacranes.

“Quedaron internados pacientes que no tenían energía eléctrica en sus casas y que necesitaban la asistencia de oxígeno. Durante el fin de semana el hospital recibió 25 pacientes”, contó. Además, dijo que la clínica abasteció de agua potable a los vecinos de la zona que concurrieron para utilizar un grifo habilitado por las autoridades.

“El hospital no sólo trabajó desde el punto de vista sanitario, sino que hizo su aporte en la contención social. Alojamos a dos familias que perdieron sus casas. El servicio trabajó normalmente durante el fin de semana y sólo fue afectado el sector del auditorio que sufrió la rotura de algunos vidrios”, declaró.

La voz de los vecinos

Lourdes, madre de dos pequeños, agradeció el apoyo de los médicos y autoridades del Hospital que sufrieron contener a su familia luego del siniestro.

Yesica Fernández, una vecina damnificada por el temporal, explicó que su vivienda fue dañada por la caída de un árbol que destruyó los techos. “Desde el municipio nos aseguraron que nos iban a ayudar para reconstruir mi casa. Nos dieron alimento, ropa, mochilas y útiles escolares para mis hijos”, finalizó. 

Fuente:comunicaciontucuman.gob.ar

E.C

Compartir

Comentarios