Puede parecer un chiste, pero no lo es. La estética hoy en día ofrece soluciones para casi todo, aunque muchas veces sea más bien una pesadilla y una peligrosa moda. Mirá las imágenes.

Las adolescentes por lo general quieren lo que no tienen. Las morochas buscan ser rubias, las que tienen el pelo lacio quieren rulos. Las modificaciones corporales siempre tienen un límite y éste tiene que ver con la salud y con embarcarse en peligrosas modas que a largo plazo pueden resultar más bien una pesadilla.

En Estados Unidos e Inglaterra, una nueva tendencia entre las jóvenes está alertando a los padres. La de tatuarse juveniles pecas en el rostro. 

Las pequeñas manchitas parecen más un error desacertado que otra cosa. Si bien, los tatuadores advierten que con los días se van aclarando y quedan más naturales, en algunos casos, no se entiende si son pecas o asquerosos puntos negros de acné. Por las dudas, ni lo intenten. 

GP.

Compartir

Comentarios