El defensor habló al cierre del partido y destacó el valor del empate ante un rival de experiencia.


Atlético empató 1-1 con Palmeiras en la presentación del equipo por la fase de grupos de la Copa Libertadores y el primero en tomar la palabra al cierre del partido fue Bruno Bianchi.

El defensor y uno de los emblemas "Decanos" que hizo historia en el equipo, reconoció que el punto conseguido tiene aún más valor por el rival que hoy lo visitó en el Monumental. "Palmeiras fue una prueba de fuego para nosotros, es el mejor equipo del grupo y sólo nos queda seguir trabajando", sostuvo.

Pero Bianchi también tuvo palabras para el árbitro peruano, a quien Pablo Lavallén criticó al cierre del partido. "En las dudosas no estuvo a favor nuestro, pero bueno, puede pasar. Es un juego y a veces se equivocan", disparó el defensor restándole un poco de importancia a las jugadas polémicas. (Fuente: La Gaceta)

G.I

Compartir

Comentarios