Así lo decidió por unanimidad un plenario de ambas centrales obreras. El anuncio ocurre en medio del conflicto docente y de la incertidumbre ante una medida de fuerza de la Confederación General del Trabajo.

Las dos CTA decidieron en un plenario fijar como fecha de paro el 30 de marzo. El anuncio ocurre en medio de la expectativa por una medida de fuerza de la CGT que sería en abril.

El titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, afirmó que la medida de fuerza se votó por “mandato unánime” de 1.717 delegados “contra los despidos”, “la suba de salarios” y “en apoyo a los docentes”. Luego habló sobre el paro de la CGT.

“Si la CGT convoca, vamos a unificar, si proponen un plazo razonable”, aclaró Yasky. Y dijo que se sentarían a hablar con el Gobierno pero que “tiene que ser en serio, tienen que estar todas las centrales”.

“No es que el gobierno manda como si fuera el gerente de una empresa”, agregó sobre una posible negociación y denunció que “vemos que ha habido dirigentes sindicales que se dejaron llevar a ese terreno”.

Y reclamó negociar para “definir un aumento de emergencia a los jubilados, un aumento a los docentes, una ley o un decreto para frenar los despidos”, e insistió en tratar “temas concretos que solucionen los problemas de los trabajadores".

GP.

Compartir

Comentarios