San Martín cayó por 1-0 ante Nueva Chicago. Ahora deberá esperar que Santamarina no le gane a Atlético Paraná para clasificar a la Copa Argentina. Dos caídas al hilo y un panorama complicado.

Otra vez San Martín fue víctima de sus limitaciones y esta tarde sumó su segunda derrota consecutiva, al caer 1-0 en Mataderos ante Nueva Chicago, por la fecha 23 de la B Nacional. 

Facundo Pumpido aprovechó un error de la defensa para sellar el resultado a los 77 minutos y así dejar al Santo al borde de quedar afuera de la próxima edición de la Copa Argentina. Ahora, los tucumanos dependen del resultado que consiga Santamarina ante Atlético Paraná.

Luego de la goleada ante Gimnasia de Jujuy (3-0 en La Ciudadela), los Santos ilusionaron a sus hinchas con una temporada promisoria en la principal categoría de ascenso del fútbol argentino. 

Sin embargo, las dos últimas caídas dejaron al equipo que conduce Diego Cagna lejos de la pelea y muy cerca de los puestos de descenso.

Durante los primeros 75 minutos, los tucumanos mostraron un juego sólido en la mitad de la cancha y manejaron la pelota. Pero no pudieron lastimar al Torito, que cuando tuvo su chance no perdonó y marcó el tanto del triunfo.

El volante Juan Galeano, uno de los refuerzos Santos, confesó en LV12 a la salida del vestuario: "no es lo que esperabamos. Estamos muy calientes. Se hace difícil analizar el partido".

"Es responsabilidad de todos", cerró.

El próximo partido del conjunto albirrojo será el viernes ante Argentinos Juniors en La Paternal. 

Compartir

Comentarios