"El Intendente, generalmente, manifiesta que quiere tener autonomía y cada vez que sale un aumento salarial termina enganchado a un decreto de la provincia, lo cual no se entiende", señaló Osvaldo Acosta, secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM)


El pasado viernes asumió, después de 12 años, el cuerpo de delegados de las diferentes reparticiones municipales. 

Osvaldo Acosta, secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) de la Capital, informó que tras la normalización del sindicato se trabaja sobre tres proyectos que quieren que sean tratados por el Concejo Deliberante. 

"Llevamos adelante tres proyectos que nos parecen importantes. En primer lugar estamos solicitando el tema salarial y para eso hemos pedido las paritarias municipales puesto que nos parece que no tiene sentido seguir adhiriendo a decretos de la provincia", indicó. 

En este sentido, dijo que "el intendente (Germán Alfaro), generalmente, manifiesta que quiere tener autonomía y cada vez que sale un aumento salarial termina enganchado a un decreto de la provincia, lo cual no se entiende", reclamó.

Por otro lado, dijo que están solicitando "para el sector de los compañeros que están próximos a retirarse la aplicación del 82 por ciento móvil. Por último, por iniciativa del gremio, estamos pidiendo el ingreso de los hijos de los municipales". 

El dirigente aclaró que todos estos planteos serán elevados al Concejo Deliberante para su tratamiento. 

Consultado sobre la relación del sindicato con el jefe municipal, respondió: "el sindicato no tiene ningún problema con el intendente, el que tiene inconveniente es el intendente, entonces verá él como resuelva esta instancia". 

Acosta insistió en que se harán "las asambleas pertinentes en todas las reparticiones, y a partir de ahí se levantarán un cúmulo de problemas que se han suscitado durante estos 12 años en los que la situación del sindicato no estaba regularizada".

Para finalizar, dijo que "el intendente verá si abre o no el diálogo, nosotros desde el sindicato le decimos que no tenemos problema". No obstante, advirtió que que "si no están canalizados los pedidos y las solicitudes de los delegados, el sindicato reaccionará dentro de las circunstancias que demande el aspecto sindical, siempre tratando de amparar la petición y los derechos de los trabajadores", explicó. 

G.I

Compartir

Comentarios