El detenido reconoció la violación y asesinato de la chica en Gualeguay y habló de la presunta participación Néstor Pavón.

Sebastián Wagner confesó en declaración indagatoria el femicidio de Micaela García y señaló a su jefe, Néstor Pavón como cómplice.

Al igual que había hecho ni bien fue detenido, Wagner reiteró que fue quien violó y asesinó a la chica pero también apuntó a su empleador, quien ya había sido puesto bajo prisión preventiva por ser sospechoso de encubrimiento.

Mientras tanto, los peritos que trabajan en la investigación identificaron restos capilares en el auto de Wagner. También resta analizar el contenido de la bolsa de la aspiradora con la que limpió el Renault que, además, aparece en las grabaciones de seguridad de los vecinos de la zona.

GP.

Compartir

Comentarios