El Obispado de Rafaela abrió una investigación por el caso y podría ser elevada al Vaticano

Un grupo de fieles asegura haber visto brotar sangre de una hostia consagrada mientras rezaban en la casa de recuperación de adictos San Miguel, en el barrio Güemes de la localidad santafesina de Rafaela. Ahora trascendieron nuevas imágenes del fenómeno, que podría llegar a ser analizado por el Vaticano.

Por su parte el Obispado de Rafaela ya tomó cartas en el asunto y emitió un comunicado en el que detalla cuál será el accionar de la diócesis.

En el documento se señaló que actuarán con prudencia y mesura para juzgar el acontecimiento "con el objetivo de brindar luz y dar certeza de lo sucedido".


"A lo largo de la historia, la Iglesia ha recibido el testimonio de la presencia real y substancial de Jesucristo en la eucaristía, bajo esta forma tan singular de manifestación. Los casos no han sido nada comunes ni sencillos de discernir", aclaran desde la diócesis.

En esta línea se destacó además que "cualquiera sea el resultado de tal investigación, debemos utilizar este tiempo para renovar nuestra fe y devoción en el milagro más grande: la presencia real de Jesucristo en cada celebración de la misa".

El fenómeno tiene mayor impacto debido a su cercanía con la celebración de la Pascua. La hostia en cuestión fue retirada de la exposición pública para ser preservada y de su análisis podría participar la Santa Sede.

 

 

 

DR

Compartir

Comentarios