Un equipo de tres cirujanos realizó la primera cirugía de Nissen laparoscópica, una operación antirreflujo, que forma parte de las intervenciones complejas que ahora se realizan en el hospital gracias a la nueva terapia intensiva pediátrica. El paciente es un bebé de siete meses que evoluciona favorablemente.

Desde octubre de 2016 en el hospital Avellaneda se realizan cirugías programadas y de urgencia de mayor complejidad que antes eran derivadas a otros hospitales. El equipo de cirugía consta de seis cirujanos infantiles, tres médicos de planta y otros tres que lo hacen como extensión horaria.  Hasta el momento se han operado a  unos 40 niños.

La cirugía fue realizada por Ricardo Dingevan, Cecilia Puga Nougues y Ricardo Soria. Sirve para el tratamiento de la enfermedad de reflujo gastroesofágico y para pacientes que presentan trastornos deglutorios que les impiden alimentarse o que tienen problemas respiratorios. Esta cirugía solía hacerse por vía convencional, es decir a cirugía abierta, ahora se realizó por vía laparoscópica.

Puga Nougués explicó: "la ventaja de esta intervención es que se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, que permite una recuperación más rápida, disminuye el tiempo de internación y las complicaciones asociadas".

GP.

Compartir

Comentarios