Su plato favorito te sorprenderá.

Si alguna vez te preguntaste qué comería alguien como la Princesa Diana, entonces prepárate, porque tenemos respuestas. Darren McGrady, un ex chef que trabajó para la monarquía durante 20 años (y que siguió trabajando para Diana después de su divorcio de Charles), decidió confesar sus platos favoritos, la forma en la que se alimentaba y las cenas amadas de sus hijos el Príncipe Harry y el Príncipe William.

En definitiva, intentaba comer lo más saludable posible aunque también tenía sus debilidades. Por ejemplo, le encantaba el pudín de pan y mantequilla y usualmente se metía a la cocina cada vez que el chef preparaba este postre para poder probar las pasas que adornaban el plato.


Por supuesto, Diana no era vegetariana y sólo se abstenía de las carnes rojas cuando no tenía invitados. Durante las cenas oficiales siempre comía lo que le era ofrecido, pero el resto del tiempo prefería comer pollo, patatas con paprika y claras de huevo.

Sus hijos, por otro lado, amaban comer flan de banana y el famoso shepherd’s pie, aquel plato inglés conocido por mezclar carne de cordero con una suave cubierta de puré de patatas.


En cuanto a la costumbre real de tener un “probador” de comidas para asegurarse de que los platos no estuvieran envenenados, McGrady aseguró que Diana fue diferente incluso en eso, escogiendo su comida al azar:

“Hacíamos 150 ensaladas y ella escogía una. Así que teníamos que asegurarnos de que todas estuvieran perfectas”.

Lo que más me gusta de esto es la forma desenfadada y sin ceremonias en la que Diana se movía en todos los contextos y la cercanía que tenía con la gente que trabajaba con ella. ¿Qué piensas de su dieta?

Compartir

Comentarios