Los productores tamberos de la Cuenca Lechera más importante del norte del país podrán corroborar la calidad de su producción en las nuevas instalaciones

Esta acción reviste fundamental importancia para los proyectos que hay para expandir la actividad lechera en la zona: instalar una planta pasteurizadora y una ensachetadora.

El laboratorio es un proyecto que data del año 2011, pensado por la cátedra de Lechería del departamento de Producción Animal de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT. Junto con la Municipalidad de Trancas y el apoyo del Gobierno de la Provincia, la iniciativa logró concretarse. Una de las funciones que desarrollará el laboratorio de Trancas será el análisis y caracterización de las muestras de leche de manera sistemática, lo que le brindará confiabilidad para la comercialización de la materia prima.

Es un avance muy importante para los productores porque hoy, en esta economía globalizada, los mercados están mucho más exigentes. No solo nos demandan volúmenes de producción, sino también calidad”, destacó el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, luego de habilitar el laboratorio junto con el intendente de Trancas, Roberto Moreno, y la vicedecana de la Facultad de Agronomía y Zootecnia, Patricia Jaime.

Según explicó Belén Martínez, quien tendrá a su cargo el laboratorio, el modo de trabajo involucra labor en territorio. “Vamos a tomar muestras en los tambos; esas muestras van a venir al laboratorio, se van a procesar y le vamos a dar una devolución a los productores para que ellos puedan hacer ajustes técnicos en sus campos y mejorar la calidad en el caso que sea necesario”.

La especialista sostuvo al respecto: “Estamos trabajando en el laboratorio y para que la futura planta pasteurizadora de Trancas tenga calidad de leche”.

El beneficio de este laboratorio es para los productores pero especialmente para los pequeños tamberos.

Compartir

Comentarios