¿En qué consiste? Se trata de recitar el abecedario mientras se pronuncia una palabra que empiece por cada letra, al tiempo que otro niño produce un daño cada vez más fuerte, utilizando objetos peligrosos como tijeras.

La Asociación Contra el Acoso Escolar española advirtió que el juego sigue un patrón de maltrato: hay un niño o niña que es "líder" y elige a las "víctimas", que deben pasar por el "ritual del abecedario" para entrar a formar parte del "club".