Su papá quiso escapar corriendo para protegerlo y les dispararon por la espalda. Hay un detenido.


Faltaban minutos para las 21. El hombre iba a comprar la cena a una pizzería de la localidad bonaerense de Villa Centenario. Llevaba a su hijo de 3 años de la mano pero ni así, logró que los dos motochorros desistieran de su intención de robarle. Les dispararon por la espalda y uno de los tiros alcanzó al nene que murió casi en el acto.

"El que tenía el arma se sonrió", dijo el papá del nene asesinado.

"Estaban escondidos detrás de un árbol", recordó esta mañana Martín ante los medios en la puerta de su casa. Aunque en ningún momento trató de resistirse, instintivamente corrió para tratar de alejarse de los delincuentes y así proteger a su hijo. Pero fue peor. Los atacaron desde atrás y escaparon.

"El que tenía el arma se sonrió", afirmó con la voz quebrada y enfatizó: "Dispararon por nada". El nene fue trasladado de urgencia a la Clínica Boedo de Lomas de Zamora, pero llegó sin vida. Su papá tuvo que ser asistido en la guardia del lugar en medio de una crisis de nervios por la muerte de su hijo.

Uno de los autores del crimen fue detenido en las últimas horas en el marco de un operativo cerrojo en la zona para dar con los sospechosos. Se trata de un adolescente de 16 años que será sometido a una rueda de reconocimiento. La policía lo encontró a 8 cuadras del lugar del hecho, refugiado en la casa de su abuela. La investigación quedó a cargo del fiscal Lorenzo Latorre.

G.I

Compartir

Comentarios