El presidente brasilero fue absuelto por el Tribunal Superior Electoral, por 4 votos contra 3, en la causa en la podía ser destituido por irregularidades en las cuentas de campaña de 2014.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil rechazó el viernes anular el mandato del presidente conservador Michel Temer, en una apretada votación de 4 votos contra 3, desempatada por el presidente de la corte. 

"No se sustituye a un presidente de la República en cualquier momento (...) La anulación de un mandato debe ocurrir en situaciones relevantes" e "inequívocas", justificó el magistrado, Gilmar Mendes.

"No debemos jugar a los aprendices de brujos", advirtió. El TSE examinó durante cuatro días si la reelección en 2014 de la fórmula Dilma Rousseff (PT, izquierda)-Michel Temer (PMDB, centroderecha) debía ser invalidada por abusos de poder y financiación ilegal de la campaña, dentro del megafraude a Petrobras.

Temer, de 76 años, llegó al poder tras la destitución el año pasado de Rousseff por el Congreso, acusada de manipulación de las cuentas públicas. En paralelo, el mandatario es investigado por la corte suprema por corrupción.

GP.

Compartir

Comentarios