En lo que va del año, el Ministerio de Desarrollo Social eliminó 70.000 beneficios.

La polémica por el quite de pensiones por discapacidad continúa.  El presidente de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, Guillermo Badino, asegura que “durante el kirchnerismo hubo un manejo definitivamente corrupto para distribuir pensiones que no correspondían", publica Infobae.

"El programa exige dos requisitos para otorgar la pensión. Que la persona tenga una discapacidad o una invalidez total permanente y que tenga un grado de alta vulnerabilidad social. Nos estamos encontrando con muchos casos que no los cumplían. Si los estudios demuestran que no hay incapacidad o si el beneficiario recibe otro tipo de prestación, eso debe ser revisado", explicó.

Hasta el momento, el Ministerio de Desarrollo Social eliminó 70.000 pensiones por discapacidad. Durante el kirchnerismo, se dio un aumento de 180 mil a casi dos millones. Semejante salto es asimilable con países que pasaron por una guerra o una catástrofe, dicen los especialistas.

Compartir

Comentarios