El triple asesino de su esposa y sus dos hijos, Jorge Orlando Vera todavía se encuentra prófugo. Estaba con permisos extramuros cuando cometió el triple homicidio.

Se cumplen 10 años de la Masacre de La Cocha, tal como se conoció el triple homicidio donde Jorge Orlando Vera, asesinó a sangre fría a su esposa Olga del Valle Zamudio (48 años)  y a sus dos hijos Gustavo Antonio (de 22) y Jorge Luis (de 18).

El asesino cumplía en la carcel de Concepción una condena desde el 2001, por violación a sus hijos. El fin de semana que ocurrió el hecho había solicitado permisos extramuros y debía retornar a la carcel el lunes siguiente.

Sin embargo, con premeditación, fue hasta el domicilio de su esposa ubicado en la zona de Los Pizarro. Allí maniató a Olga y a sus hijos. Después de atarlos y de amordazarlos con cinta de embalaje, los lastimó con un cuchillo y luego les disparó a quemarropa con una pistola. Fue un hermano del atacante, Carlos Vera, quien dio aviso de lo sucedido cuando uno de sus sobrinos llegó agonizando hasta su casa. Al ingresar en la vivienda, se encontró con la escena dantesca: su cuñada y el menor de sus sobrinos yacían muertos en el suelo de la casa. Gustavo fue trasladado al hospital de la zona, pero llegó sin vida. Hubo saña y frialdad espeluznante. Aprovechó un permiso extramuros que le concedió la Sala II de la Cámara Penal del Centro Judicial de Concepción, para saciar su sed de venganza.

El hombre, que mató a su esposa y a dos de sus hijos por haber denunciado sus abusos, juró vengarse de todos los que lo enviaron a la cárcel. Está prófugo desde los homicidios, hace diez años

Compartir

Comentarios