Una mujer fue amenazada con un arma de fuego por dos delincuentes.

Una mujer fue asaltada por dos hombres cuando salía del banco. Bajo amenazas con un arma de fuego, los delincuentes se llevaron toda la jubilación que había cobrado minutos antes.

"Le entregué la plata y les pedí que no me maten. Sentí el arma en mi cuerpo", dijo la mujer que era asistida por el Sistema de Emergencia 107 al descompensarse por el  hecho.  

El marido la estaba esperando en un local comercial y fue alertado por un conocido que habían asaltado a su mujer. Según dijo la señora, no vio policías a su alrededor. Los ladrones se fueron corriendo y nadie los detuvo. 

Compartir

Comentarios