La máxima corte venezolana desestimó un recurso que impugnaba el nombramiento de 33 de sus magistrados, presentado por la fiscal general, Luisa Ortega, enfrentada al gobierno de Nicolás Maduro.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró "inadmisible" la solicitud hecha por la fiscal el pasado lunes, al considerar que ya había avalado las designaciones en julio de 2016, mediante sentencia.

El TSJ –acusado por la oposición de servir a Maduro– citó ese fallo para indicar que cualquier "acción que tenga el objeto de anular la designación de magistrados y magistradas subvierte el procedimiento constitucional para la remoción" de los jueces y "es írrito y nulo".

Con ese dictamen, la corte anuló un acuerdo aprobado por la actual mayoría opositora en el Parlamento, que invalidaba los nombramientos.

En ese entonces, el TSJ también advirtió de que quienes propiciaran actos contra las designaciones quedaban "sujetos a la responsabilidad penal, civil y administrativa que corresponda".

GP.

Compartir

Comentarios