El ex técnico de Atlético, en conferencia de prensa, aseguró que dejó el club por no haber podido concretar los objetivos planteados al inicio del año.

Pablo Lavallén entendió que su ciclo en Atlético estaba cumplido y ayer decidió dar un paso al costado. Su decisión sorprendió a muchos, porque desde hace días venía charlando con la directiva sobre los jugadores del actual plantel que necesitaba retener y los refuerzos que iba a precisar para encarar la Copa Sudamericana. Pero por sobre todo para levantar cabeza en el campeonato local.

Este mediodía, sin embargo, en la sala de prensa del estadio Monumental José Fierro, Lavallén brindó una conferencia donde explicó su salida del club de 25 de Mayo y Chile. 

Cuando le consultaron sobre los motivos de su renuncia, repasó: "los que todos vieron, leyeron y publicaron. Este es un deporte en el cual se evalúan no muchas veces los rendimientos o las formas si no la efectividad". 

"La efectividad no fue la mejor, sobre todo en el torneo local. Los números hablan por sí solos, fueron evidentes: fueron 12 puntos en el torneo sobre 42 en disputa. Es una línea muy baja", admitió.

El ex entrenador Decano recordó: "cuando llegamos a Atlético sabíamos que había cosas interesantes por las cuales nos sedujo la propuesta, desde lo deportivo, la sobriedad del club, la seriedad de la dirigencia para satisfacer nuestras exigencias".

"Sabíamos también que nos encontrábamos ante una alta vara que había dejado (Juan Manuel) Azconzábal. Nosotros mismos pusimos esa vara como base y lo pudimos ir manejando los primeros meses, pero entre los objetivos internos había cuatro muy marcados", confesó Lavallén.

Y precisó al respecto: "el primero era este desafío participar en una o dos llaves para tratar de entrar en la Copa Libertadores. El número dos era consolidar la categoría un año más. El tres era tratar de sacar una cantidad de puntos que nos calificaran a la próxima Sudamericana". 

"Dentro del segundo objetivo la vara eran los 40 puntos. Y cuando terminó el partido de Defensa el otro día ya no pudimos alcanzar esa vara. Soy bastante exigente con los objetivos que me pongo", concluyó. 

GP.

Compartir

Comentarios