Para extirparle un tumor cerebral benigno, los médicos necesitaban que hablara durante la intervención.

Pocas veces se puede ver entrevistas como ésta. Porque la protagonista de esta historia habla con normalidad mientras le abren la cabeza y le operan el cerebro.

Así se mostró en Crónica Cuatro, un programa de la TV española que, con el permiso de Marta –la paciente– tuvo una unidad de registro en el quirófano que le hizo varias preguntas mientras estando ella despierta, el cirujano le extirpaba un tumor benigno.

"La operación empieza como todas. Ella anestesiada mientras abren su cráneo para la intervención. Dos horas después, los anestesistas despiertan a Marta", explica el reportaje. No dormirse durante la operación es clave con un tumor alojado en esa parte del cerebro que afecta a su capacidad de expresarse. De hecho, era necesario que a medida que el cirujano se abría paso en su cabeza, Marta hablara, de ahí la entrevista que concedió a Crónica Cuatro.

Dicha conversación entre el periodista y la paciente sirvió a los médicos para que se cerciorasen que todo estaba yendo correctamente.

Durante la intervención, el cirujano procedió a darle unas pequeñas descargas en el área cerebral afectada, para ver por dónde podía acceder al tumor sin afectar a Marta en su capacidad de expresarse. Primero le pidieron que contara sin parar, luego que hablara con normalidad. Cuando el cirujano tocaba algunas zonas, Marta se bloqueaba.

GP.

Compartir

Comentarios