Fueron detenidos los cinco integrantes de una banda que actuaba con uniformes de Gendarmería. Los videos muestran a uno de los ladrones con una nena.

La Policía de la provincia de Buenos Aires detuvo a los cinco integrantes de una banda que robó un camión de caudales en diciembre último, disfrazados de efectivos de la Gendarmería. Pero lo más llamativo, según confirmó el fiscal de la causa, es que uno de los delincuentes había ido al robo junto a su hija de 8 años.

Los delincuentes habían interceptado a un camión de caudales en la localidad de Brandsen, sobre la ruta 29, con una camioneta Citroen Berlingo a la que habían ploteado con los logos y las letras de la Gendarmería.

El fiscal Mariano Sibuet explicó en declaraciones a C5N que pudieron comprobar que uno de los asaltantes había participado del robo con una nena de 8 años. Así lo pudieron determinar a través de imágenes de cámaras de seguridad en la que aparece el ladrón acompañado por la niña.

"De uno de los vehículos baja una de las personas con una nena de entre 8 y 10 años. A medida que continuamos con la investigación se certificó primero la identidad de esa persona y después a través de las redes sociales pudimos ver que esa nena aparentemente es hija de una de las personas detenida hoy", explicó el fiscal.

"Como la nena nunca bajó para nosotros la nena estaba dentro del auto cuando se produce el hecho", aseguró Subiet e insistió que "está acreditado que la nena estaba dentro del auto cuando se produce el hecho".

Fuentes policiales dijeron que es una banda integrada por cinco delincuentes, con antecedentes penales, a quienes les secuestraron un arsenal, uniformes similares a los de la Gendarmería y ropas de una empresa de seguridad.

Una de las armas secuestradas a la banda.
"En los operativos se incautaron un fusil Mauser calibre 7.65, cuatro pistolas 9 milímetros (una robada a una policía en 2011), dos escopetas, una de ellas automática; una granada de humo y 120 municiones de diferentes tamaños", dijeron las fuentes consultadas.

En los allanamientos realizados en Lomas de Zamora, Ezeiza, La Matanza, San Martín y Berazategui, los policías secuestraron dos uniformes símiles a los de Gendarmería, dos de la empresa “Codecop”, ocho insignias de esta fuerza nacional, otras prendas de vestir, borceguíes y un chaleco táctico con la inscripción “Policía”.

En los operativos además fueron secuestrados una radio base UHF, tres handys, un inhibidor satelital, 33 teléfonos celulares, cuatro autos (entre ellos uno de alta gama), dos motocicletas, 5 mil pesos, más de 200 gramos de marihuana y documentación de interés para la causa.

"Según la investigación, los sujetos tenían contactos dentro de la empresa de seguridad privada que le brindaban datos sobre recorridos de vehículos que transportaban caudales para cometer los hechos", dijeron las fuentes.

El robo ocurrió el 28 de diciembre último cuando una camioneta de Codecop iba a transportar una importante cantidad de dinero desde General Belgrano. Los ladrones montaron montaron un falso operativo de control sobre la ruta provincial 29, cerca de la localidad de Jeppener, en el partido de Brandsen.

Allí, vestidos como gendarmes y con una Citröen Berlingo ploteada como si fuera de la Gendarmería, detuvieron al camión que llevaba el dinero y tras reducir a los custodios, se quedaron con el botín.

Uno de los asaltantes fue apresado por efectivos del Comando de Prevención Rural (CPR) de Brandsen cuando huía a través de un camino de tierra y así se dio comienzo a la investigación.

GP.

Compartir

Comentarios