El ataque de la plaga se dio en la localidad de Quimilí, ubicada 220 kilómetros al sureste de la capital provincial, en el límite con Chaco.

Productores agrícolas de Santiago del Estero señalaron que una manga de langostas provocó daños en los cultivos de maíz y hortalizas en campos de la localidad de Quimilí, ubicada 220 kilómetros al sureste de la capital provincial, en el límite con Chaco.

Según indicaron los productores, la plaga del tipo schisocarce atacó varias plantaciones, huertas y vegetación de la zona en campos y montes.

Se trata de langostas de 5 kilómetros de largo y 2 de ancho, que vuelan a 150 metros de altura favorecidas por el viento.

Ya habían sido detectadas la semana pasada en localidades de Chaco.

G.I

Compartir

Comentarios