El prestigioso economista hizo un crudo análisis de la marcha de las finanzas del país: el tipo de cambio; el costo laboral; la falta de inversión, las elecciones y la presión tributaria. "Acá se necesitan 100 patriotas que estén dispuestos a pasar por encima del interés general e individual", planteó

Sin medias tintas ni concesiones, con una mirada crítica del rumbo las políticas que aplica el gobierno de Mauricio Macri. Así analizó Miguel Ángel Broda la realidad de la Argentina en materia económica.

El valor del dólar, el costo laboral, la posible reforma tributaria y la falta de inversión fueron los puntos centrales que el especialista evaluó en una extensa entrevista con Marcelo Longobardi en Radio Mitre.

El economista consideró que "la magnitud del atraso cambiario es muy fuerte" y por eso hoy nos encontramos con "un dólar muy barato". En ese sentido, consideró que el precio, "sin duda", debería estar por encima de los $17. "Si uno toma el valor promedio de los últimos 7o años, es arriba de los $22; si se toma el de los últimos 40, es arriba de $22; y en los últimos 20 años, también…", analizó.

Para Broda, la suba reciente del dólar no es para inquietarse: "Flotaciones va a haber, no puedo descartar algún otro episodio como este (la suba de la semana pasada), pero dentro de un contexto normal. No estamos en una corrida cambiaria, no hay pánico. Aunque este es un modelo que genera atraso cambiario".

En la misma entrevista, el economista fue más allá del análisis del valor de la divisa y consideró que "el Presidente (Macri) ha elegido mantener un nivel de gasto público y presión tributaria que claramente implican un bajo salario real y una baja tasa de crecimiento futuro". En base a ese resumen, expuso sobre otros aspectos esenciales de la economía.

PRESIÓN TRIBUTARIA Y COSTO LABORAL

-"La presión tributaria es un 35% del PBI, unos 10-12 puntos mayor a la de países normales que pretendemos imitar, como son Perú, Chile y Colombia".

-"Tenemos costos laborales de 45 puntos, cuando los países del Pacífico tienen entre 22 y 23".

INVERSIONES Y PELEA ELECTORAL

-"No suben las exportaciones y tampoco las inversiones, no es un problema de (si está o no) Cristina Kirchner, sino que para que haya inversiones tiene que haber rentabilidad. Y acá tenemos precios altos y baja rentabilidad. No es una cuestión de lo que pase en las elecciones".

-"Es cierto que el resto del mundo ve riesgo de que se reviertan los pocos cambios que se han hecho, pero la inversión depende de la rentabilidad esperada y en eso estamos en falta. Argentina es el país de Latinoamérica que menos invierte en el mundo".

EL FUTURO DEL DÓLAR

-"Los resultados de las elecciones van a afectar la demanda de dólares y la próxima cosecha".

-"Si la ex Presidente gana -ante los riesgos de desequilibrio externo, fiscal, default e intervenciones distorsionantes en la economía-, se van a parar algunas decisiones".

-"El dólar va a fluctuar: sin las elecciones iría hacia abajo; con estas elecciones, puede fluctuar en el valor actual o un poco más, pero nada que implique una crisis del nuevo modelo que tenemos…".

EL PAÍS ACTUAL Y LO QUE VIENE DESPUÉS DE LAS ELECCIONES

-"Invertimos poco, ahorramos poco, no somos competitivos, tenemos un tamaño del estado anormal, tenemos una presión que inhibe hacer negocio y tenemos un déficit fiscal que nos obliga a manguear plata afuera".

-"Si el Gobierno gana las elecciones va a hacer leves cambios: vamos a seguir desinflando con la política antiinflacionaria, que no es la ideal porque en un país bimonetario se tiene que estar mirando el tipo de cambio, no puede tener como objetivo único bajar la inflación".

-"La E de endeudamiento probablemente se modere levemente".

-"No se va a bajar el déficit fiscal porque lo que baja el primario, suben los intereses".

-"La reforma tributaria va a ser neutra, será un tibio paso adelante porque no va a ser muy diferente que la actual… Para salir de la decadencia habrá que esperar al próximo gobierno".

-"Si hay un segundo gobierno del presidente Macri nos ocuparemos del PBI potencial y de las causas que implican que podamos crecer más".

-"La manera de convencer a una sociedad populista es didáctica, hay que explicar los costos pero eso es perder votos y eso no se quiere pagar".

-"No hay forma de salir si la sociedad no entiende y no se le explica las cosas que perdemos por hacer lo que hacemos".

-"El consenso es dificilísimo que pueda ser logrado. Acá se necesitan 100 sacerdotes del cambio, patriotas que estén dispuestos a pasar por encima del interés general e individual. La sociedad tiene que darse cuenta que el tamaño del estado es sinónimo de bajo salario real y de bajísima tasa de crecimiento. Cambiar esto es una tarea muy difícil, para gente que no evalúe el costo político de explicarle a la sociedad que hay costos, pero los beneficios exceden esos costos".

Fuente: Infobae.com

Compartir

Comentarios