Un efectivo, con quien habría tenido una relación, la había denunciado por acoso y amenazas hace tres años. Por ese incidente, la fuerza le retiró el arma y ordenó que se le hicieran pericias psicológicas.

Cabe recordar que el lunes por la tarde, dos efectivos de la Policía aparecieron muertos a balazos en la esquina de Viamonte y España. Se trata de Cinthya Romina Benedetti, oficial ayudante de 30 años, y de su compañero, Franco Exequiel Piqueras, personal transitorio, de 25. Ambos fallecieron a 100 metros de su lugar de trabajo, la división Homicidios, y, pese a las hipótesis y rumores, aún no está claro cómo murieron.

Sin embargo, una de las principales hipótesis que comenzó a girar entre los efectivos de la fuerza y fue abonada por algunos testigos, es que ella lo habría asesinado y luego se habría quitado la vida. Por el momento, los investigadores -a cargo de la fiscala Adriana Giannoni- esperan los informes fundamentales, de Criminalística, médicos forenses y el dermotest de ambos.

Compartir

Comentarios