Tenía 61 años y sufría un cáncer de hígado. Estaba en custodia en un hospital desde junio, cuando lo trasladaron desde la prisión donde cumplía una condena por oponerse "a la autoridad del Estado".


El intelectual y Premio Nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo, falleció hoy bajo custodia en un hospital del norte de su país, a consecuencia de un cáncer de hígado, según un comunicado oficial. El reconocido disidente estaba recibiendo tratamiento tras ser trasladado desde prisión a mediados de junio. Liu cumplía una condena de 11 años de cárcel por "socavar la autoridad del Estado".

Liu murió a los 61 años después de pasar los casi nueve últimos en prisión, donde se le concedió el premio Nobel en 2010 por su activismo a favor de la democratización de China.

La confirmación de la muerte llegó luego de días de silencio oficial sobre la salud del emblemático activista prodemocracia. Sus familiares denunciaron que el gobierno censuraba toda la información relativa al disidente, que sufría un cáncer hepático.

En los últimos días había crecido la presión internacional para que el gobierno chino dejara salir del país a Liu Xiaobo.

Un fallo multiorgánico acabó con su vida, explicaron las autoridades.

Liu quería ser tratado en el extranjero pero las autoridades chinas le prohibieron salir del país, al igual que a su esposa, un paso muy criticado por políticos occidentales y defensores de los derechos humanos.

La lucha de Liu Xiaobo por la democracia y los derechos humanos en China fue reconocida en 2010 con el Nobel de la Paz, lo que indignó al gobierno de Beijing. Mientas el escritor pasaba los últimos años en prisión, su mujer Liu Xia fue puesta bajo arresto domiciliario.

Su estado de salud había empeorado considerablemente desde la semana pasada. Desde el lunes se encontraba entre la vida y la muerte y pasó a cuidados intensivos. Ayer miércoles los médicos informaron que su respiración fallaba y sufría fallos orgánicos y su familia rechazó que le pusieran respiración artificial.

G.I

Compartir

Comentarios