Se destaca por no tener bordes y poder añadir moldes adicionales al teléfono.

Tal como lo venía anticipando, Andy Rubin, creador de Android, presentó Essential Phone (PH-1), su primer smartphone, que se destaca por ser modular y por tener una pantalla de 5,7" sin bordes. Esto último es una tendencia que ya se vio en otros modelos como el Mi Mix de Xiaomi, el LG G6 y el Samsung Galaxy S8.

En cuanto a su diseño, tiene titanio, cerámica en la parte trasera y vidrio Gorilla Glass 5 en la parte frontal para proteger el display de posibles golpes y rayaduras. Sin dudas esto suma resistencia al equipo.

Otro punto a destacar es que integra dos conectores magnéticos en la parte de atrás para poder añadir diferentes módulos, tal como ocurre con el Moto Z. Por el momento sólo está disponible un accesorio para usar el teléfono como cámara 360. Aunque según Rubin, en un futuro cercano se lanzarán nuevos módulos.

El equipo cuenta con doble cámara trasera de 13 MP: una es RGB y otra blanco y negro, tal como en el Huawei P10. La apertura es de f/1.85, con lo cual debería tener un buen desempeño incluso en situaciones de poca luz. La cámara frontal, por su parte, cuenta con 8 MP de resolución.

Essential Phone integra un procesador Snapdragon 835, cuenta con 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento . El sistema operativo es Android y tiene una batería de 3.040 mAh.

En cuanto a la conectividad tiene Wi Fi, Bluetooth, NFC y USB tipo C, que es lo que se impone en la nueva generación de celulares. Cuenta con lector de huellas pero no es resistente al agua ni ofrece carga inalámbrica.

El modelo ya está disponible en Estados Unidos, donde se puede adquirir, desbloqueado, a USD 699. Y si se compra con el módulo de cámara 360 cuesta USD 749. (Infobae)

G.A.

Compartir

Comentarios