El servicio de mensajería quiere aumentar el uso de los estados en su aplicación.

Facebook, Whatsapp e Instagram aprovechan al máximo su hermandad. Tanto que la "copia" de funciones entre ellas es algo común que ya le dio buenos resultados a Mark Zuckerberg, el dueño del imperio.

Con la intención de aumentar el número de personas que usan los "estados", Whatsapp lanzó los fondos de color (o estados de color) para la herramienta.

Se trata de una función que ya estaba disponible desde hace tiempo en Facebook y que ahora está siendo distribuida entre los usuarios de Android y iOS gradualmente.

Los nuevos estados vienen acompañados de unos ligeros cambios en la pestaña que los aloja y, a diferencia de la versión de la red social, ahora se podrán elegir entre distintas tipografías.

Con esta herramienta, los usuarios también podrán incluir emojis en sus textos coloridos. Esto ya se podía hacer con los estados de fotos, pero ahora será aún más sencillo. También se podrán mandar Gifs como estados (al menos en Android) y agregar hipervínculos.

WhatsApp repite que el usuario podrá controlar quién puede ver sus estados, más allá de que la publicación desparecerá automáticamente en 24 horas. (Clarín)

G.A.

Compartir

Comentarios